jueves, 20 de mayo de 2010

TEORÍA ECONÓMICA COMPRENSIVA ECONOMÍA SOLIDARIA - DESARROLLO SUSTENTABLE

Desde los comienzos del capitalismo moderno y hasta nuestros días, gran parte de la humanidad ha querido, esperado o activamente perseguido un cambio profundo en los modos de organización y operación de la economía. Muchos aspiran al cambio porque experimentan la marginación, la exclusión y la pobreza, o porque sufren directamente la injusticia de este sistema. Otros buscan el cambio porque los modos de operar, de relacionarse y de organizar los procesos de producción, distribución, consumo y acumulación capitalistas, basados en el afán desmedido del lucro, la competencia desenfrenada, el consumismo, la subordinación del trabajo al capital, contradicen sus ideales, sus valores, sus principios intelectuales, morales y espirituales.

En la búsqueda de una nueva economía se han desplegado procesos históricos, luchas sociales, experiencias organizativas y dinámicas ideológicas y políticas de enorme magnitud. Tales procesos han seguido dos direcciones principales: la de una transformación 'sistémica' o macrosocial, por un lado, en que el énfasis ha sido puesto en la acción política y en proyectos de economía estatal o socialista; y la de creación de alternativas microeconómicas, por el otro, en que se enfatiza la experimentación y desarrollo de iniciativas cooperativas, autogestionarias, comunitarias y solidarias. En ambas orientaciones han participado millones de personas y multitudes de variados grupos y organizaciones, en todos los países del mundo.

Ambas dinámicas transformadoras y alternativas respecto del capitalismo, orientadas por el obbetivo de instaurar la ética y los valores de justicia y de solidaridad en la organización y en el comportamiento económico, han estado acompañadas y guiadas por pensamiento social, por idearios ético-políticos, por la formulación intelectual de estrategias, proyectos y programas de acción transformadora; con éstas han sido formados muchísimos dirigentes, intelectuales, comunicadores y políticos, en distintos niveles y grados.

Los resultados reales de estos gigantescos esfuerzos, luchas y trabajos son insatisfactorios, precarios, fragmentarios, parciales. De hecho, el capitalismo continúa predominando, mientras las alternativas que se han creado tienen presentan grandes limitaciones y dificultades para consolidarse y desarrollarse. No obstante ello, estamos convencidos de que las razones, contradicciones y problemas que impulsan estas búsquedas no solamente continúan vigentes, sino que se han venido acentuando y tornando cada vez más evidentes, al punto que encontrar las formas de lograr una rápida y eficaz expansión de los procesos transformadores y la creación de las alternativas, aparece hoy día ya no solamente como una aspiración de muchos sino como una verdadera necesidad de la sociedad en su conjunto.


Hemos estudiado e investigado mucho para comprender las causas de las limitaciones e insuficiencias de los resultados hasta hoy obtenidos en estos procesos. Entre tales causas, una principal que hemos identificado es la carencia de una rigurosa teoría económica, que ofrezca una comprensión realmente científica de los problemas y de sus posibles respuestas, tanto en cuanto al diagnóstico crítico de la economía realmente existente, como de los proyectos transformadores y alternativos posibles, así como de las formas de construirlos y desarrollarlos. En efecto, el pensamiento, los idearios, las formulaciones de nuevos modelos y proyectos, que han acompañado históricamente las mencionadas búsquedas de una nueva y superior economía, han sido elaborados fundamentalmente a nivel de doctrinas ético-filosóficas o de ideologías ético-político-económicas, y no de teoría económica científica.


Superar esta insuficiencia, mediante la elaboración de teorías económicas rigurosas, coherentes y consistentes, que proporcionen un cabal conocimiento de las racionalidades económicas dadas y de aquellas posibles de ser desarrolladas, es el sentido profundo que tiene nuestra investigación. La hemos desplegado en torno a tres ejes temáticos fundamentales: la Economía Solidaria a nivel micro-económico y sectorial; la democratización del mercado y el Desarrollo Sustentable como procesos y proyectos de nivel societal; y la Teoría Económica Comprensiva como nueva estructura del conocimiento y la proyectación de la economía en su conjunto, capaz de proporcionar una adecuado entendimiento de la pluralidad de formas económicas, y de las relaciones entre la economía de intercambios, la economía pública o estatal, y la economía solidaria. Dinámicas, estructuras, relaciones y experiencias que requieren ser comprendidas científicamente para que puedan eficazmente transformarse, perfeccionarse y desarrollarse.

Fuente: http://www.luisrazeto.net/category/contenido/teor%C3%ADa-econ%C3%B3mica-comprensiva-econom%C3%ADa-solidaria-desarrollo-sustentable

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada